martes, octubre 15, 2013

¡Me robaron! ¿Ahora qué hago?




Que te arrebaten tus pertenencias de pronto es desesperante... Pero la incertidumbre de que puedan hacer con ellas, es más inquietante aún.

En países como el mío, ser víctima de robos es una experiencia que practicamente todos hemos vivido (y a veces, más de una vez...). Gracias a Dios, siempre podemos contar con gente que nos ayuda a tener cabeza fría en un instante de tanto nerviosismo y logramos "minimizar" un tanto las pérdidas materiales que nos deja la inseguridad actual.


Me robaron mi iPhone. Bueno, realmente, mi iPhone, mi iPod, mi maquilaje, mi bolsito de los viernes, la camisa de correr, un suéter, un Blackberry destartalado, mis tarjetas, documentos, dinero... Si, todo lo que tenía encima. Pero, apartando todo eso, una vez que llegué a puerto seguro, comienzan las preguntas... ¿Qué tanto tenía en mi cel..? ¡Mis fotos!, ¿Será que llaman a alguien por mi?, ¡Mis redes sociales!

¿Qué debo hacer? ¿Qué NO debo hacer? ¿Qué hago primero?

En caso de que hayas pasado recientemente por este duro momento, o simplemente quieras estar atento y protegerte, te doy unos tips de #ServicioPúblico basados en esta triste experiencia:

1- Cancela tus tarjetas inmediatamente: esto es lo PRIMERO. Lo impostergable. Muchas veces los ladrones pueden utilizar tus tarjetas en comercios irresponsables que no le prestan atención a la ausencia del titular del plástico. Evita que puedan hacer movimientos desde tu sesión de banca electrónica, o usen tus tarjetas de contraseñas (en algunos bancos, éstas también pueden cancelarse) ¡Y peor! Si tu teléfono es pospago (como era el mío) todas las llamadas y mensajes que hagan, correran por tu cuenta.


IMPORTANTE: Apréndete los números de contacto de tus bancos para cancelar tus productos. Tenerlos anotados es bueno pero, ¿Y si ese papel está en la cartera que fue robada?

2- Avisa a tus familiares: así evitas que llamen desde tu teléfono haciendo amenazas o extorsiones.



IMPORTANTE: Evita guardar números obvios en tu agenda como: "Mamá", "Papi", "Noviecito Precioso", etc. Serán los primeros en la lista de los ladrones.

3- ¿Tienes iPhone? ¡Salva tus datos!: Lo primero que pensé al salir de todo el desastre de encontrarme sin dinero y lugar a donde ir, fue qué harían los ladrones con la información de mi teléfono... Mis fotos, fotos de mi familia, mi novio, mi trabajo. Mis redes sociales.

Con estos teléfonos (seguro con android también está la opción, sólo que no estoy familiarizada) cuentas con "Find mi Iphone" o "Buscar mi iPhone". Con esta app, podrás hacer respaldos periódicos de tu información y disponer de ellos en línea, e incluso en remoto.



Si perdiste tu iPhone puedes entrar desde una PC, un iPad, otro iPhone o iPod en tu sesión. Si solo lo perdiste podrás activar el mapa que lo ubicará y activará sonidos que te ayuden a encontrarlo, dejar un mensaje para quien lo encuentre o BORRAR TODOS LOS DATOS si te lo robaron. Así, tus contactos, aplicaciones, fotos, TODO lo que esté en tu teléfonono: DESAPARECERÁ. Tu, recibirás una alerta de correo cuando el contenido sea eliminado y un poco de tranquilidad, luego de esta invasión forzosa a tu intimidad.

IMPORTANTE: no hagas lo que yo, BORRA LOS DATOS ANTES de cancelar la línea, sino, te esperan largos días de espera ahnelando que conecten el celular a wifi para que el borrado tenga efecto... ¡Mente fría!


4- Cancela tus líneas telefónicas: rápido. Evitarás que usen tu saldo, llamen a tus contactos y les den información imprecisa. Ten a mano el código IMEI de tu teléfono, para que también puedas cancelar el uso del equipo en cualquier operadora; lo cual dejará a los pillos, tan sólo con un equipo para repuestos, en vez de un teléfono operativo y con gran valor.



IMPORTANTE: ten en cuenta que debido a la nueva ley del trabajo venezolana, muchas telefónicas trabajan hasta las 8pm. Fuera de este horario, tendrás que acceder a tu sesión en línea para hacer este proceso que es súper importante. ¡Memoriza tu usuario y clave de acceso!

5- Cambia tus claves: correo, redes sociales, aplicaciones, servicios; cualquier información que se encuentre en tu celular y que puedan entrar a ella a través de tu equipo. ¡Haz memoria!



IMPORTANTE: NO hagas respaldos de tus claves en la aplicación de Notas del teléfono, hay aplicaciones para ello que pueden salvarte en una emergencia.





6- Reporta en tu sitio de trabajo, si perdiste o te robaron tu carnet de empleado: evita que sea usado junto a la tarjeta de acceso para usos delictivos con tu nombre impreso en él.





7- Denuncia el robo: se te hará cuesta arriba en este país en que parece que la meta es hacer que te canses y dejes todo tranquilo para los delicuentes (suspiro de desahogo...) pero haz lo posible por denunciar el robo, para ayudar a las autoridadades a detectar bandas, organizaciones y modos de atraco.


IMPORTANTE: denuncia el robo de tu cédula de identidad. Pueden usarla para cualquier cosa y/o dejarla en otras escenas de robo. Piensa qué podría pasar...


Prevenir nunca está de más. Dependemos de nuestros teléfonos y pertenencias, así que no está de más pensar y prepararse para la adversidad de encontrarse de pronto, sin ninguna de ellas... Un poco de memoria, sentido común y antes de todo, pedir a Dios siempre su protección diaria.

¡A seguir échandole pichón que lo material se recupera!

Besitos. Yeka.